Knotfest meets forcefest 2019, lo bueno, lo malo y lo que sigue

Día 1: Knotfest

La espera por fin había terminado, el público estaba listo para ser parte del Knotfest, uno de los festivales más importantes del género Metal en todo el mundo. En esta ocasión coexistiendo con el nuevo integrante de la familia, nos referimos al Forcefest .

Ambos mostraban un escenario prometedor, ya que contaba con cuatro escenarios que que recibirían a un manojo de talentos nacionales e internacionales majestuosos. Fue así como vimos pasar por el escenario Prudence a bandas como The legion of Hetheria , en el escenario Tecate pudimos disfrutar de la presentación de Of Mice & Men, Nothing More y claro unas de las bandas más esperadas para el público mexicano, Papa Roach, Bullet for My Valentine y Godsmack.

La tarde transcurría de manera agradable, ya que se podía desplazar a cualquier escenario e incluso pasar al museo de Slipknot, tomarte fotos con los diferentes personajes del festival, comprar mercancía, comer y disfrutar de una buena cerveza, y ya que el clima ofrecía un ambiente casi californiano, los espectadores parecían estar en un punto de encuentro grato.

El día transcurría y alrededor de las 21:30 hrs las Cherry Boombs entraron en acción, y se pre visualizaba cierto desorden y una evidente concentración de personas en el escenario principal, siendo aproximadamente el 80% de los asistentes al Knotfest, quienes  esperaban la salida triunfal de Slipknot y del resto de las bandas faltantes. Fue en este momento en el cual se pudo observar un gran problema en la división que existía en la zona preferente y el acceso al público en general ya que existía demasiado espacio y algunos de los asistentes tenían la vista limitada debido a una torre de los ingenieros de audio, lo cual sin duda generó molestia en el público.

Mientras esto ocurría, Evanescence la banda coestelar se aproximaba a salir, el caos se aproximaba, sin embargo, no se esperaba que un grupo de personas empezara a saltar la barricada que dividía ambas zonas mencionadas anteriormente, llegando al punto de derribarlas. Aventones, golpes y robosdetonaron que Evanescence y Slipknot retrasaran su presentación, o al menos eso se pensó. Dos horas después del retraso, los asistentes se mostraban desesperados, irritados y evidentemente enojados. Fue así que tras el calor de la molestia y el alcohol, comenzaron a volar un sin número de objetos a los distintos escenarios, basura, tierra, piedras y cualquier objeto que estuviera al alcance era aventado, con un fin, mostrar descontento. Fue así que a las las 12:00 hrs, se mostraba un panorama desolador de de continuar el show, ya que en el intento fallido de remediar la barricada, los espectadores hicieron caso omiso a las indicaciones que se daban por parte de los encargados de seguridad, mientras de otros, decidían desalojar el deportivo decepcionados.

Resignados y conscientes de que festival había llegado a su fin, se mostraban rostros molestos, que dieron paso al incendio de empezaron a incendiar basura, mostrando un foco rojo del caos y la destrucción total. Sin guardias de seguridad ni personal del mismo, los asientes y fanáticos enfurecidos por lo ocurrido acabaron con el escenario e instrumentos que se encontraban en el escenario para la presentación de la banda Evanescence, noticia que se hizo viral el Twitter,  y demás redes sociales. Literalmente todo estaba en llamas y como era de esperarse, algunos sacaron ventaja y robaron parte del equipo.

Lo anterior provocó un sin fin de comentarios, en su mayoría negativos, dirigidos hacia la producción de Live Talent y también hacia el público por su comportamiento, en ambos casos se identificó errores y culpa, por un lado la producción no reforzó la seguridad, niquiera aunque un año antes también tuviera un desafortunada logística en el Force Fest, por el otro, el público también afectó el festival, tras no respetar las indicaciones y actuar de manera impulsiva en la destrucción del mismo. Tras la cancelación de diversas bandas y sus respectivos comunicados tras el desafortunado día del festival, parecía que era el fin del Knotfest en México, sin embargo, para algunos existía el beneficio de la duda y se permitieron vivir el segundo día del festival dando pie a la asistencia del Force Fest.

Dia 2: Forcefest

Después de los desafortunados eventos de la noche anterior, se temía poca o nula afluencia de asistentes al Festival, y temiendo que se fueran a repetir, se tomaron medidas precautorias reforzando la vigilancia dentro y fuera del Venue, es así que después de varias horas de retraso, el recinto abrió sus puertas a las 3:00 p.m., según lo anunciado en redes.

La disminución en los asistentes fue notable, sin embargo no coartó el entusiasmo de los visitantes que presenciaron a tiempo a las bandas agendadas para este día.

La banda Transmetal, en el escenario Monster, empezó a calentar los ánimos de los asistentes y a invitarlos a convivir en espacios musicales libres de violencia, en el escenario Tecate Ámbar Accept hacía lo suyo con una audiencia enardecida por lo energético de sus rolas.

De vuelta en el escenario Monster La Lupita daba un recorrido musical por sus piezas emblemáticas haciendo bailar a más de uno, mientras tanto en el Main Stage se gestaba la tan esperada aparición de Rob Zombie pero con dos bandas que hicieron vibrar el recinto.

Exodus con su Trash Metal, convidaron a los fans a dejarse llevar por la violencia de sus acordes, a un volumen particularmente alto que hacía acelerar el pulso, la concurrencia estaba eufórica esperando por más, Exodus mencionó los acontecimientos de la noche anterior e invitó nuevamente a la audiencia a ir y disfrutar de la música y no a hacer destrozos, así mismo agradeció a su crew, al de  In flames y  de Rob Zombie, por el trabajo de reconstrucción del escenario, dejándolo listo para sus presentaciones.

Al final de la noche, Rob Zombie dio rienda suelta a su vertiginoso recorrido musical llenando la atmósfera de imágenes sensuales y provocativas, regalando covers de rolas como Helter Skelter y Enter Sandman, para finalizar con su éxitoso Dragula, dando fin a la velada con las emociones hasta el tope.

Si bien pusieron empeño en reforzar la seguridad, los organizadores se vieron superados nuevamente en la devolución del dinero de las pulseras chashless, donde la gente hizo fila hasta por una hora.

Como ya bien saben todo el mundo está enterado de los sucesos y destrozos del pasado fin de semana durante el Knotfest meets Forcefest 2019 en el Deportivo Oceanía. La indignación y aberración hacia nuestro país esta, se lee y se siente en todo el mundo. Con lo sucedido pasará algún tiempo digerir los destrozos del festival. ¿Que estaremos haciendo mal como sociedad? Se pasaron, y es que la educación, los valores, los hábitos y las costumbres se desarrollan en casa.

Tomen como ejemplo el comportamiento de los responsables de arruinar el escenario y los instrumentos de Evanescence como lección para que no se vuelva a repetir. Es una pena y dudamos mucho que algunas bandas regresen por el momento, así que esto quedara en la memoria de los asistentes de por vida.

0 Replies to “Knotfest meets forcefest 2019, lo bueno, lo malo y lo que sigue”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *